Cómo mejorar la conectividad de tu dispositivo Ring

En Ring, queremos asegurarnos de que sacas el máximo partido de nuestros dispositivos.

Este artículo encontrarás varios consejos para ayudarte a configurar tu dispositivo Ring con la mejor conectividad y la mayor velocidad posible.

Mi Internet en general funciona bien, pero la conectividad de mi dispositivo Ring sigue siendo débil

Es importante recordar que la velocidad de Internet que llega a tu casa no es la misma que la velocidad del Wi-Fi en toda la casa, y que son muchos los factores que pueden causar problemas en el rendimiento de la conexión inalámbrica.

Disponer de una conexión rápida a Internet (fibra óptica) es un buen inicio para disfrutar de la mejor experiencia con Ring.

Los dispositivos Ring requieren 2 Mbps de subida para disfrutar de la mejor experiencia de vídeo y audio. Si la velocidad de subida es menor, no te preocupes, tu dispositivo Ring adaptará la calidad de la imagen a la velocidad.

Los dispositivos Ring funcionan con una velocidad más baja, pero recomendamos al menos 2 Mbps para una la mejor calidad de vídeo y audio, y rapidez de respuesta de conexión.

¿Cómo puedo saber si mi Internet es suficientemente rápido?

En primer lugar, vamos a comprobar tu conexión a Internet.

  • Para realizar una prueba de tu velocidad de Internet, usa la app de Ring en tu smartphone o tablet.
  • Abre la app de Ring, dirígete a "Estado del dispositivo" y selecciona "Test de velocidad Wi-Fi".
  • Realiza la prueba aproximadamente a 1 m de distancia del router. 
  • Anota los resultados.

Tengo menos de 2 Mbps de conectividad

Si tienes menos de 2 Mbps, puedes disfrutar de la experiencia de Ring, pero es posible que notes una reducción en la calidad de vídeo o de audio al usar el dispositivo.

Te recomendamos que hables con tu proveedor de Internet para actualizar la velocidad de conexión. Esta actualización no solo beneficiará a tus dispositivos Ring, sino que también mejorará la experiencia de conexión a Internet en general.

Tengo más de 2 Mbps de conectividad, pero mi dispositivo Ring sigue siendo lento

Si tienes unos 2 Mbps o más, sabemos que la conexión es buena y podemos continuar para asegurarnos de que tu red doméstica funciona correctamente.

Existen muchos factores que podrían afectar a la velocidad y la conexión de tus dispositivos Ring.

Entender y mejorar el RSS

RSSI son las siglas en inglés de "indicador de intensidad de la señal recibida". Interpretar la intensidad del RSSI es complicado porque el RSSI no es un número "real". Se trata de un número relativo que mide qué intensidad tiene una señal que recibe un dispositivo, y esto depende de diversos factores. Para entender mejor lo que es el RSSI, puede ayudar esta metáfora:

Enviar una señal inalámbrica del transmisor al receptor es parecido a hablar con un amigo en un concierto de músico. Hay diversos factores ambientales que pueden impedirte una comunicación clara. La distancia entre uno y otro, la distancia entre los altavoces y tú o el ruido de la gente hablando alrededor. Todo esto afecta a la capacidad que tenéis tu amigo y tú para hablar entre vosotros.

La medición del RSSI tiene en cuenta todos los factores que están afectando a tu señal en el punto de recepción. El RSSI se mide en una escala de 0 a -99. Una medición de RSSI baja nunca se deberá a un solo factor.

Tendrás que investigar, rastrear la trayectoria de la señal Wi-Fi de tu casa y experimentar con las posibles fuentes de interferencia. Esto también te resultará útil cuando coloques un Ring Chime Pro u otros extensores.

Para sacar el máximo partido al dispositivo Ring, la señal debería estar entre -40 (casi perfecto) y -70. 

Haz clic aquí para más información sobre los valores del RSSI y la intensidad de la señal inalámbrica.

¿Qué más podría hacer que la señal sea baja?

Existen varios factores que pueden hacer que la señal sea baja.

Estos factores pueden ser obstáculos en el camino de la señal (objetos metálicos grandes, paredes gruesas, ventanas de doble cristal, microondas...), la posición del router inalámbrico

o alguna interferencia causada por las redes de los vecinos (llamadas "interferencias de canal").

Este tipo de problemas se pueden solucionar de manera sencilla, sin necesidad de tener conocimientos técnicos.

Aquí tienes algunos pasos que puedes seguir para mejorar la señal:

Posición del router inalámbrico

  • Si el router inalámbrico está instalado en el suelo o detrás de un televisor (algo común en Europa), lo primero que debes hacer es colocar el router en una superficie elevada y alejarlo del televisor de metal que está bloqueando parte de la señal del router.

Te recomendamos que coloques el router inalámbrico a unos 1,2 m del suelo y lejos de objetos metálicos grandes o de otros dispositivos inalámbricos, como vigilabebés.

  • Si el router inalámbrico y el dispositivo Ring se encuentran en lados opuestos de la casa, prueba a mover el router inalámbrico cerca del dispositivo Ring mediante un kit de extensión de banda ancha o de cable. Incluso el hecho de mover el router inalámbrico unos metros más cerca puede afectar positivamente, sobre todo si había objetos en el camino.
  • Si tienes objetos metálicos grandes o estructuras como calderas o depósitos de agua entre el router y el dispositivo Ring, prueba a mover el router de tal manera que el objeto no quede en la línea de visión directa del dispositivo Ring. 

Cuando completes algunos de estos pasos, realiza de nuevo la prueba de conectividad en la app de Ring. Si la velocidad y la calidad han mejorado, has solucionado el problema. Si no, comprueba si se producen algunos de los siguientes problemas.

Interferencias de canal

Las interferencias de canal se producen cuando existen distintas redes inalámbricas en la zona, ya que comparten el mismo canal y compiten para aprovecharlo.

En Europa, las señales inalámbricas de 2,4 GHz funcionan en 13 canales. Algunos de los canales se superponen ligeramente, por lo que los canales más eficientes que no se superponen son el 1, el 6 y el 11.

Si otras redes Wi-Fi provocan interferencias: 

  • Muchos routers modernos tienen funciones que les permiten buscar el canal menos concurrido para transmitir su señal. Consulta la documentación de tu router para averiguar cómo activar esta función.
  • Si has probado a cambiar de canal y todavía tienes problemas, intenta configurar el canal manualmente y utiliza la función "Test de velocidad Wi-Fi" en la página Estado del dispositivo de la app de Ring para probar la velocidad de tu conexión Wi-Fi y encontrar la más rápida.
  • Considera la posibilidad de cambiar de router, sobre todo si ya tiene muchos años.

Cambiar el canal en el router

Este proceso es distinto según el router y el proveedor de Internet, y es posible que tengas que consultar la página web de tu proveedor para obtener instrucciones sobre cómo acceder a la configuración del router.

Lo primero es comprobar la pegatina en la parte inferior o posterior. La pegatina suele mostrar la contraseña que viene por defecto, así como la dirección web que tienes que escribir en el ordenador.

Cuando estés conectado, deberías ver "Canal" en algún lugar de la configuración inalámbrica. Te recomendamos que uses los canales 1, 6 u 11 y realices pruebas con cada uno de ellos para ver cuál es el que ofrece el mejor rendimiento.

Realiza pruebas de nuevo

Si los pasos que hemos seguido hasta ahora no han mejorado la señal ni la experiencia de conexión, todavía podemos solucionarlo: puedes usar kits de redes adicionales para mejorar la señal en toda la casa.  

Dispositivo Chime Pro

Chime Pro es un producto de Ring diseñado para ampliar el alcance de la red inalámbrica y hacer sonar el timbre dentro de casa o cuando se produzcan alertas de movimiento.

Solo tienes que conectar el Chime Pro a mitad de camino entre el dispositivo Ring y el router Wi-Fi, y seguir los pasos en la app de Ring para configurarlo.

Red de malla

Si quieres mejorar la cobertura Wi-Fi en toda la casa, una opción podría ser el uso de una red de repetidores. Estos sistemas funcionan al tener conectadas varias unidades por toda la casa. Los dispositivos como los teléfonos móviles se conectarán sin problemas a la señal más intensa conforme te muevas por la casa.

La mayor parte de los grandes proveedores de Internet tienen sus propios sistemas de repetidores inalámbricos y las marcas líderes también tienen productos disponibles.

Si otros aparatos electrónicos provocan interferencias:

  • Prueba a apagar o desenchufar algunos de tus aparatos electrónicos.
  • Algunos dispositivos electrónicos, tales como ordenadores, televisiones y consolas de videojuegos pueden conectarse directamente a tu router con un cable de Ethernet. Conectarlos directamente al router liberará ancho de banda de la conexión Wi-Fi.
  • Prueba a cambiar de sitio otros dispositivos electrónicos. Incluso una distancia inferior a un metro puede suponer una gran diferencia.
  • La mayoría de dispositivos Ring están diseñados para funcionar con una señal Wi-Fi de 2,4 GHz para obtener una cobertura óptima. Otros dispositivos pueden funcionar utilizando una señal de 5 GHz. Prueba a cambiar otros dispositivos compatibles a la señal de 5 GHz.

¿Sigue teniendo problemas con la conectividad de su dispositivo? Póngase en contacto con nuestro Centro de atención al cliente directamente.