Entender los valores RSSI y la intensidad de la señal inalámbrica

Este artículo te ayudará a entender la lectura de los valores RSSI, qué puede causar interferencias en la señal Wi-Fi y qué puedes hacer para mejorar la intensidad de la señal Wi-Fi.

¿Qué es el RSSI?

Si has recibido un mensaje de tu app de Ring indicando que tu red Wi-Fi tiene poca señal RSSI, es posible que te preguntes qué significa "RSSI" y cómo se puede mejorar.

RSSI significa indicador de intensidad de la señal recibida. Interpretar la intensidad del RSSI es complicado porque el RSSI no es un número "real". Se trata de un número relativo que mide qué intensidad tiene una señal que recibe un dispositivo, y esto depende de diversos factores. Para entender mejor lo que es el RSSI, puede ayudar esta metáfora:

Para que se entienda claramente, la voz normal de una persona debe producir aproximadamente 60 decibelios de sonido.

En una situación normal, 60 decibelios deberían ser suficientes para que una persona que hable con un volumen de voz normal se haga oír. Lamentablemente, las condiciones no siempre son iguales. Supongamos que estás en un concierto de rock y tu amigo está a un metro de distancia al otro lado de una columna mientras otras personas están gritando junto con el grupo. En tal caso, los 60 decibelios que produce la voz de tu amigo no van a ser suficientes para hacerse oír.

¿Cómo se puede solucionar? Manipulando el entorno para obtener una señal más clara. Entre las cosas que se pueden hacer en este caso están:

  • Que tu amigo levante la voz.
  • Que te desplaces para que la columna ya no se interponga entre vosotros.
  • Que tu amigo se acerque más.
  • Que te tapes otra oreja para reducir el ruido.

Enviar una señal inalámbrica del transmisor al receptor es parecido a hablar con un amigo en un concierto de músico. Hay diversos factores ambientales que pueden impedirte una comunicación clara. La medición del RSSI tiene en cuenta todos los factores que afectan a la señal en el punto de recepción. El RSSI se mide en una escala de 0 a -99. Una medición de RSSI baja nunca se deberá a un sólo factor.

Tendrás que investigar, rastrear la trayectoria de la señal Wi-Fi de tu casa y experimentar con las posibles fuentes de interferencia. Esto también te resultará útil cuando coloques un Ring Chime Pro u otros extensores.

Causas de poca cobertura Wi-Fi

Hay tres factores principales que pueden debilitar la señal Wi-Fi:

  • Obstrucciones físicas: ciertos materiales pueden reducir el alcance de las señales Wi-Fi (o incluso bloquearlas). A continuación se muestran algunos ejemplos de obstrucciones que pueden interferir con la señal de tu dispositivo Ring:
    • Muros, paredes o pavimentos muy pesados confeccionados con materiales como el hormigón, el metal o los ladrillos.
    • Objetos domésticos como los acuarios, las estanterías o los espejos.
    • Ventanas hechas de cristal bajo emisivo.

Aunque hay otros materiales como la madera y el cristal que no afectan mucho a la señal, cuantas más paredes y suelos haya entre el router y los dispositivos Ring, más probabilidad habrá de que se produzcan interferencias.

  • Interferencias de otras redes Wi-Fi: si vives en un área muy poblada, como una gran ciudad o un edificio de apartamentos, es posible que estés rodeado de decenas de redes Wi-Fi, lo que pueden producir interferencias y reducir la calidad de tu red. Si abres los ajustes de conexión inalámbrica en tu ordenador o dispositivo móvil y ves una lista de redes muy larga, puede que estés teniendo problemas con este tipo de interferencia.
  • Otros aparatos electrónicos: este tipo de interferencia es difícil de detectar, ya que puede provenir de casi cualquier aparato, incluso de electrodomésticos, como el microondas o un monitor para bebés, que no están conectados a tu red Wi-Fi.
  • Sin embargo, la mayor fuente de interferencias proviene de aquellos aparatos que utilizan la misma red Wi-Fi que tu dispositivo Ring para realizar sus funciones básicas. Esto incluye teléfonos móviles, iPads, otros dispositivos de domótica, televisiones y consolas de videojuegos.

Síntomas de poca cobertura Wi-Fi

  • Ring Doorbell y cámaras de seguridad
    • Los dispositivos pueden perder la conexión y tener problemas para volver a conectarse a Internet.
    • La calidad de vídeo puede verse reducida o distorsionada.
    • La calidad de audio puede verse reducida o distorsionada.
    • Las notificaciones del dispositivo Ring pueden retrasarse.
    • El dispositivo Ring puede pasar por alto completamente eventos de movimiento.
    • El vídeo en directo puede tener problemas de conexión.
  • Ring Chime Pro
    • Si tu Chime Pro tiene una mala conexión Wi-Fi, los dispositivos conectados a la red podrían presentar los síntomas descritos anteriormente, incluso con una buena conexión de los dispositivos a Chime Pro.
    • El Ring Chime Pro puede quedarse sin conexión y tener problemas para volver a conectarse a Internet.

Sugerencias para la resolución de problemas con la red Wi-Fi

Aquí encontrarás algunas sugerencias para ayudar a que tu dispositivo Ring tenga mayor cobertura Wi-Fi:

  • La mayoría de los routers están configurados automáticamente para cambiar de canal y emitir en el menos concurrido. Si tu router no tiene esta función activada, inicia sesión y actívala (consulta la documentación del router si no estás seguro de cómo hacerlo).
  • Si es posible, acerca el router inalámbrico a tus dispositivos Ring.
    • Si no, trata de acercar tu dispositivo Ring al router.
    • Si no puedes hacer ninguna de estas cosas, intentar levantar el router entre 30 y 60 cm y asegúrate de que está en un espacio abierto.
  • Desenchufa otros aparatos electrónicos que puedan interferir en la conexión.
  • Instala un amplificador de Wi-Fi o un segundo punto de acceso.
  • Si las paredes y el suelo provocan interferencias:
    • Nota: En algunos casos, el uso de un extensor de red Wi-Fi para facilitar una ruta más larga alrededor de una obstrucción puede ser mejor que el uso para obtener una señal más fuerte que atraviese la obstrucción.
    • Si el router Wi-Fi tiene una antena ajustable, prueba a dirigirla hacia varias direcciones.
    • Prueba a trazar la trayectoria que sigue la señal Wi-Fi desde el router hasta tu dispositivo Ring. Si en esa trayectoria hay objetos de metal (como un televisor) o llenos de agua (como un acuario), apártalos.
    • Si es posible, desplaza el dispositivo Ring a una nueva ubicación. Incluso unos pocos metros pueden marcar una gran diferencia, así como elevar el dispositivo entre 30 y 60 cm.
    • Añade un amplificador de Wi-Fi como el Chime Pro a tu red. Los amplificadores retransmiten la señal de Wi-Fi desde una nueva ubicación.
  • Algunas casas más grandes con paredes y pavimentos más gruesos pueden beneficiarse del uso de un punto de acceso con cable a través de Ethernet.
  • Prueba a utilizar un repetidor de red para llevar un punto de acceso con cable cerca de tu dispositivo Ring. Los repetidores de red son dispositivos que se conectan a las tomas eléctricas normales y transmiten los datos a través de los cables eléctricos.

 

  • Si otras redes Wi-Fi provocan interferencias:
    • Muchos routers modernos tienen funciones que les permiten buscar el canal menos concurrido para transmitir su señal. Consulta la documentación de tu router para averiguar cómo activar esta función.
    • Si has probado a cambiar de canal y todavía tienes problemas, intenta configurar el canal manualmente y utiliza la función Test de velocidad Wi-Fi en la pantalla Estado del dispositivo de la app de Ring para probar la velocidad de la conexión Wi-Fi y encontrar la más rápida.
    • Considera la posibilidad de cambiar de router, sobre todo si ya tiene muchos años.
  • Si otros aparatos electrónicos provocan interferencias:
    • Prueba a apagar o desenchufar algunos de tus aparatos electrónicos.
    • Algunos dispositivos electrónicos, tales como ordenadores, televisiones y consolas de videojuegos pueden conectarse directamente a tu router con un cable de Ethernet. Conectarlos directamente al router liberará ancho de banda de la conexión Wi-Fi.
    • Prueba a cambiar de sitio otros dispositivos electrónicos. A veces unos pocos metros suponen una gran diferencia.
    • La mayoría de dispositivos Ring están diseñados para funcionar con una señal Wi-Fi de 2,4 GHz para obtener una cobertura óptima. Otros dispositivos pueden funcionar utilizando una señal de 5 GHz. Prueba a cambiar otros dispositivos compatibles a la señal de 5 GHz.

Haz clic aquí para obtener más información sobre cómo solucionar los problemas de intensidad de la señal Wi-Fi.



Send Feedback