Resolución de problemas de mala calidad de vídeo

La mala calidad de vídeo casi siempre está causada por un problema de Wi-Fi. Este artículo explicará cómo realizar pruebas para detectar, diagnosticar y corregir muchos de los problemas de vídeo más comunes que puedas tener.

Prueba 1 - Problemas de intensidad de la señal Wi-Fi

Esta primera prueba está diseñada para ver si la poca intensidad de la señal Wi-Fi del router podría ser la causa de tus problemas de vídeo. En primer lugar, acerca el dispositivo Ring al router para minimizar cualquier interferencia causada por la arquitectura de la casa o la distancia. (Ten en cuenta que esto solo funcionará con los dispositivos Ring alimentados por batería. Para otros dispositivos Ring, pasa a la Prueba 2.

Para realizar esta prueba:

  • Retira el dispositivo Ring del soporte y llévalo a la misma habitación que el router Wi-Fi.
  • Abre la app de Ring en tu smartphone, tablet o PC.
  • Asegúrate de haber desactivado los datos móviles y de estar conectado a la misma red Wi-Fi que el dispositivo Ring.
  • Selecciona tu dispositivo.
  • Activa un evento en el dispositivo Ring. Esto puede hacerse pulsando el botón del timbre o activando los sensores de movimiento de una cámara.
  • Responde al evento y examina el vídeo resultante.

Posibles resultados de esta prueba:

  • Las imágenes son nítidas y claras: si las imágenes del dispositivo Ring se ven bien cuando está cerca del router, lo más probable es que el problema esté en la distancia entre el router y la ubicación habitual del dispositivo Ring. En este caso, puedes intentar acercar un poco más el dispositivo Ring al router (si es posible, incluso unos pocos metros suelen ser suficientes para mejorar la situación) o ampliar la señal Wi-Fi al dispositivo Ring. Para ello, necesitarás un amplificador Wi-Fi como el Ring Chime Pro.
  • Las imágenes están muy pixeladas: si obtienes una gran cantidad de píxeles incluso al lado del router, normalmente es por baja velocidad de Wi-Fi. Haz una prueba de velocidad del Wi-Fi:
    • Abre la app de Ring en tu smartphone o tablet
    • Selecciona tu dispositivo.
    • Pulsa en el panel "Estado del dispositivo".
    • En "Herramientas", pulsa "Prueba la red Wi-Fi".
    • Asegúrate de haber desactivado los datos móviles y de estar conectado a la misma Wi-Fi que el dispositivo Ring.
    • Pulsa "Iniciar" para realizar una prueba que medirá la velocidad de carga y descarga.
    • Tanto la velocidad de carga como la de descarga deben ser de al menos 1 Mbps, aunque lo ideal es que sean superiores a 2 Mbps.
    • Comprueba los números en la prueba de velocidad del Wi-Fi. Si la velocidad de carga o descarga está por debajo de 1 Mbps, piensa en sustuir el router (sobre todo si tiene más de cinco años) o ponerte en contacto con tu proveedor de servicios de Internet para averiguar qué pueden hacer para proporcionar un servicio de Internet más rápido.
  • Pausas considerables en Vídeo en directo: si el vídeo se detiene, se engancha o se congela y la velocidad de Wi-Fi cumple con los estándares mínimos, prueba a reiniciar el router. Simplemente desenchufa el router, espera 30 segundos y luego vuelve a enchufarlo. Debe tardar de tres a cuatro minutos en reiniciarse. Después, vuelve a probar el dispositivo Ring para ver si hay alguna diferencia.
  • El vídeo tarda mucho en empezar: esto también se debe a una baja velocidad de Wi-Fi. Suponiendo que la velocidad de Wi-Fi cumple los requisitos mínimos, puedes probar a reiniciar el router y el teléfono móvil/la tablet/el PC desde el que estés accediendo a la transmisión de vídeo y ver si hay alguna diferencia cuando vuelva a estar en línea.

Prueba 2 - Prueba de la intensidad de la señal durante el recorrido

Esta segunda prueba está diseñada para determinar si la señal está perdiendo intensidad entre el router y el dispositivo Ring. Una vez más, deberás acercar el dispositivo Ring al router para minimizar cualquier interferencia causada por la arquitectura o la distancia de la casa.

Para realizar esta prueba:

  • Retira el dispositivo Ring del soporte y llévalo a la misma habitación que el router Wi-Fi.
  • Abre la app de Ring en tu smartphone o tablet.
  • Activa un evento en el dispositivo Ring. Esto puede hacerse pulsando el botón del timbre o activando los sensores de movimiento de una cámara.
  • Responde al evento y examina el vídeo resultante.
  • Camina lentamente por la casa, llevando contigo tanto el dispositivo Ring como el dispositivo inteligente, examinando el vídeo a medida que te desplazas hacia el lugar donde normalmente está instalado el dispositivo Ring. Observa la calidad del vídeo mientras te desplazas.
  • Cuando salgas de casa con el dispositivo Ring, asegúrate de cerrar la puerta al salir.

En función de lo lejos que esté el router de la ubicación en la que está instalado el dispositivo Ring, es posible que empieces a notar diferencias en la calidad del vídeo a medida que te alejes del router. Esto te dará una buena idea de dónde comienza a disminuir la cobertura de la señal.

Mira a tu alrededor en ese punto y piensa en la trayectoria que debe recorrer la señal para llegar allí. ¿Has doblado una esquina o hay alguna pared o una decoración más grande de la casa o un dispositivo electrónico que puede estar causando interferencias entre el router y el dispositivo Ring?

Si llevas el dispositivo, cruzas una puerta exterior y pierde la señal, lo más probable es que sea por los materiales internos y externos que componen las paredes. Estos son los materiales concretos que pueden causar problemas:

  • Aluminio: cualquier variación del revestimiento de aluminio puede bloquear las señales Wi-Fi o reflejarlas de manera inusual.
  • Ladrillo, hormigón o piedra: estos materiales pueden bloquear las señales Wi-Fi.
  • Estuco: el estuco tiene una rejilla metálica en su interior que puede atraer y bloquear las señales Wi-Fi.
  • Puertas de seguridad: estas gruesas puertas metálicas pueden bloquear fácilmente las señales Wi-Fi.

En estos casos, puedes intentar acercar el dispositivo Ring un poco más al router (si es posible, incluso un metro suele ser suficiente para mejorar la situación) o ampliar la señal Wi-Fi al dispositivo Ring. Para ello, necesitarás un amplificador Wi-Fi como el Ring Chime Pro.

Cuando configures el amplificador, recuerda probarlo en varios lugares para encontrar dónde se obtiene la mejor señal amplificada.

pasted_image_at_2017_08_20_04_22_pm.png

 

Si estás utilizando un dispositivo eléctrico que no se puede desmontar de la pared, prueba lo siguiente (ten en cuenta que puede requerir dos personas):

  • Activa un evento mientras tienes el dispositivo móvil cerca del router.
  • Muévete en incrementos de 60 a 120 cm por la casa hacia el dispositivo Ring observando el vídeo de cerca (asegúrate de cerrar las puertas que normalmente se cerrarían a medida que avanzas).
  • Detente donde vea que el vídeo se empieza a pixelar, desfasar o perder calidad.
  • Ten en cuenta el entorno (ladrillos, paneles de yeso, espejos, etc.).
  • Este es el lugar ideal para un Ring Chime Pro.

 

Obtén más información sobre cómo mejorar la conectividad de tu dispositivo Ring.