Las mascotas y los dispositivos Ring Alarm Motion Detector

Los Detectores de movimiento de tu sistema Ring Alarm son un elemento esencial del contorno de seguridad alrededor de tu casa. Sin embargo, para los propietarios con mascotas, estos sistemas plantean problemas. Las falsas alarmas pueden resultar molestas tanto para ti como para tus vecinos, por lo que no querrás que tu mascota active la alarma cuando no estés en casa. Este artículo te dará algunos consejos sobre cómo mantener tu casa y tus mascotas seguras. 

Mascotas pequeñas y el control de la sensibilidad del PIR

Los detectores de movimiento del sistema Ring Alarm utilizan sensores de infrarrojos pasivos (PIR) para explorar cualquier habitación en la que se coloquen. Estos detectores utilizan calor para detectar movimiento en la habitación y cuando un cuerpo caliente, como un humano o un animal, pasa por la zona que está vigilando (su campo de visión), el sensor detecta el cambio. Esto significa que tienen ajustes calibrados para ignorar las fuentes de calor de animales que pesan aproximadamente 13 kg o menos (en el ajuste medio) y 22 kg o menos (en el ajuste bajo). 

El control de sensibilidad del detector de movimiento de Ring se encontrar en el menú Perfil del dispositivo en la app de Ring o en el portal web. Incluso con estos ajustes, puede ser que tu mascota, sea pequeña o mediana, haga saltar la alarma. Por lo tanto, es aconsejable intentar ajustar el control deslizante de sensibilidad del sistema Ring Alarm hasta encontrar un punto en el que tu animal no active la alarma. 

Sin embargo, ten en cuenta que este control solo ajusta la sensibilidad general, no la inmunidad a las mascotas. Por tanto, dependiendo de tu mascota, es posible que no haya ningún ajuste en el que no se active la alarma. 

Mascotas más grandes y puertas de seguridad

Si tu mascota pesa más de 22 kg, será algo más difícil ajustar la alarma. Con ese tamaño, es mucho más probable que tu mascota active la alarma. La manera más fácil de cerciorarse de que tu mascota no active una falsa alarma es asegurarte de que no puedan entrar en las habitaciones donde están los detectores de movimiento mientras no estás en casa.

Considera cerrar las puertas de tu casa para encerrar a las mascotas en una parte de la casa que no tenga detectores de movimiento. Si la distribución de tu casa es un poco más abierta, considera la posibilidad de utilizar puertas de seguridad interiores para mantener a tu perro alejado de la zona de vigilancia. Este método es menos efectivo con los gatos, en cuyo caso puede que tengas que considerar encerrar al gato en una habitación mientras estés fuera. 

 

¿Fue útil este artículo?

×

 

 



Send Feedback
disabled_new Hi neighbor, chat is available Monday - Friday 8am-8pm CET.